domingo, 17 de junio de 2018

Reseña: Cremas de rostro regalonas, Desert Essence, DiNonna Eco y Monoï Tiki Tahiti.

Cuando hablo de "regalonas" me refiero, claramente al menos en jerga chilena, que son aquellas cremas faciales que no sólo me gustan mucho, sino que se han ganado un espacio dentro de mi corazón, porque a pesar de ser solamente objetos materiales, les he tomado hasta cariño por su sencillez y buenos resultados. En este momento estoy usando las tres, y detallaré todo muy claramente para que vean si es posible que en una de esas a ustedes igual les sirve de algo mi experiencia con ellas que voy a relatar acá, además que en estos tiempos tan fríos #winteriscoming no está demás recomendar productos que nos ayuden a combatir los efectos del mal clima en nuestra piel.

Empezaré contando que tengo 33 años bien vividos, y tengo una piel muy sensible de tipo mixta, deshidratada en las mejillas, y brillante /grasa con algunos pequeños puntos negros que me salen muy de vez en cuando en la nariz, mentón y frente, y según mi hermana chica que va a ser esteticista, también mi piel está fatigada, cosa que no me extraña en lo más mínimo porque yo misma estoy así 24/7. Tengo pocas líneas de expresión, y las arrugas en este momento sólo están en mi alma, no en mi cara, pero si padezco de una leve rosácea en las mejillas, por lo cual siempre tengo los cachetes más rojos que los de Heidi cuando se le declaró a Pedrito. También tengo poros notorios en la zona de la nariz y sus alrededores, además de algunas manchas rojas por aquí y por acá, eso si, las comisuras de la boca siempre se me resecan, al igual que las aletas de la nariz, sobre todo en el invierno feroz de la Región de la Araucanía. Teniendo en cuenta todos estos antecedentes les cuento que estas tres cremas de las cuales les voy a hablar, me están funcionando super bien y es por eso que les quiero comentar sobre ellas y sus resultados en mi persona, y si ustedes tienen características cutáneas similares a las mías en una de esas les puede servir mi recomendación. Dejo en claro que no soy dermatóloga ni cosmetóloga ni nada de eso, sólo soy una profesora que en vez de revisar pruebas o planificar usa su escaso tiempo libre para bloggear, nada más, y obviamente lo que me funciona a mi, no necesariamente te va a funcionar a ti, desde ya dejo la advertencia. Ya, pero dejando ese latero comentario atrás, vamos a lo nuestro:

Daily Essential Moisturizer de Desert Essence, Crema de Cera de Abejas de DiNonna Eco y Monoï Antiage de Monoï Tiki Tahiti
(perdonen la calidad de la foto, el sol no apaña mucho en estas fechas)
DAILY ESSENTIAL MOISTURIZER, DESERT ESSENCE: Este es mi segundo pote que llevo usando y el tercero ya viene en camino desde USA, porque lamentablemente esta marca no la venden en Chile y yo solo puedo comprarla en iHerb (con miedo eso si, porque Correos de Chile pierde todo). Sin embargo me arriesgué no más porque esta crema me ha salido demasiado buena, es cosa de mirar la lista de ingredientes que tiene, casi todos de origen puro y natural, de los cuales felizmente ninguno me ha causado ninguna reacción alérgica. Les dejo el link de la marca para que averiguen más al respecto sobre ella y sus promesas y propiedades


Esta crema trae la no despreciable cantidad de 120 ml., por lo cual dura bastantes meses, eso si es tapa rosca y se saca con el dedo no más, así que hay que tener cuidado de no ser cochinas y no meter los dedos si has ido al baño y no te lavaste las manitos con agua y jabón. Sólo eso le critico, porque en lo demás, funciona perfectamente. Eso si, yo no la uso sola porque como ya les conté, mis mejillas son medio secas y por si sola siento que siempre les falta un poco de hidratación en esa área, por lo mismo, cuando me la aplico siempre la mezclo con tres gotitas de mi aceite de jojoba de la misma marca (es la reseña anterior a esta) y mi piel se siente muy agradecida de tal gesto, absorbiendo el aceite con rapidez, jamás quedo con cara de papa frita después de utilizarlo. Yo la uso a diario, siempre de día y en la mañana después de la limpieza y el tónico, y siempre mezclada con las tres gotas de aceite. Por si sola funciona bien igual, y siento que sería ideal para una piel grasa, pero no creo que funcione bien en una seca, sinceramente. Además queda muy bien bajo el maquillaje, porque se absorbe demasiado rápido, es como si la piel la bebiese tan ávidamente como yo a la cerveza helada, y no interfiere en la aplicación de la base o del primer, en ese aspecto funciona excelente. Tampoco tiene mucho aroma, como que huele muuuuy levemente a hierba (no weed, ah) pero otras personas no le sienten ningún olor, a mi personalmente eso no me molesta en nada. Su textura es suave, fresca y muy ligera, y se extiende fácilmente por el rostro, incluso podría decir que matifica un poco las zonas grasas. Es de color blanco cremoso (dah) y con poco, alcanza para la cara y el cuello. De verdad que la amo mucho, y quiero seguir usándola, pero creo que nuestra historia de amor va a tener un final, porque hace casi dos meses que la encargué nuevamente a iHerb y todavía no me llega por cual de Correos de Chile, por lo cual estoy cachando que en algún momento vamos a tener que finalizar nuestro bello romance, lo cual obviamente me entristece porque es un excelente producto, muy barato (poco más de cuatro lucas, 6,39 USD), trae mucha cantidad y tiene buenos ingredientes. Realmente es buenísima y ojalá que algun día la marca se avive y llegue a Chile.

CREMA 100% NATURAL DE CERA DE ABEJAS, DI NONNA ECO: Debo confesar que esta crema, como primera impresión, no me gustó absolutamente nada. Me pareció demasiado mantecosa, gruesa y espesa como para aplicarla en mi cara con una zona T más grasosa que la margarina doña Juanita. Sólo el aroma me pareció rico, porque es como a polen, lo cual es obvio porque su principal composición es la cera de abejas natural, además de agua desmineralizada y aceite de oliva. ¿Pero entonces, Natalia, como cresta llegó a situarse en tus regalonas?, bueno, es porque yo no soy una persona prejuiciosa que ignorantemente se deja llevar por sus primeras impresiones. 


La marca dice lo siguiente sobre ella: 
La crema de cera de abeja contiene sustancias de parecida composición a la QUERATINA Y AL RETINOL.
Contiene propiedades regeneradoras y cicatrizantes. Atenúa líneas de expresión.
Recomendada para distintos problemas dermatológicos como la psoriasis. Filtro solar natural.
 La cosa es que la tuve un buen tiempo guardada en mi cómoda y no le daba mayor bola, hasta que un día necesité aplicarme bálsamo de labios porque tenía la boca completamente partida (por culpa de comer muchas papitas fritas de bolsa y tomar micheladas, o quizá por el clima, ya ni me acuerdo) y por más que buscaba no podía pillar ninguno de los que tengo, maldita sea. Pero si se me prendió la ampolleta (LED por supuesto, cuidemos el planeta) y recordé que tenía este menjunje entre mis cosas y se me vino a la mente la palabra "regenerador y cicatrizante". La abrí, apliqué una capita encima de mis labios más secos que abrazo de jefa y me fui a acostar, algo así. Al otro día, mis labios, eran otros, se habían transformado en los de Angelina Jolie antes de tener chorromil hijos, lo juro. Estaban sedosos,  pulposos, dignos de un comercial de labiales (obvio, no va a ser de pañales). Ni rastro de la sequedad del día anterior. Entonces ahí entendí que me hallaba ante una crema que me iba a traer muchas alegrías, y así ha sido hasta ahora. Eso si, no la uso de día, se transformó en mi crema nocturna fija, porque siento que mi piel se demora harto en absorberla, pero usándola así despierto muerta de sueño y con cero ganas de ir a trabajar pero si con mi cara en el mejor estado para enfrentar el día. Mi piel se ha llevado bien con ella, pero eso si, de día no la uso jamás, porque la cara de sopaipilla a 200 del carrito de la tía no me la saca nadie. No solo la uso en mi carita de puerco, sino también he descubierto que es multiuso, porque es un excelente bálsamo reparador de labios, ayuda a aliviar quemaduras (lo experimenté en carne propia friendo y me sirvió caleta) y es un excelente suavizante de codos resecos. Alguna vez la apliqué en mis pies y si bien funciona de forma increíble ahí, no seguí haciéndolo porque trae 60 ml., no mas y iba a gastarla toda en mis patas de hobbit. Ahora en el invierno me he resfriado varias veces debido al intenso frío que ha azotado mi región, y mi nariz moquillenta y roja de tanto sonarme se ha visto beneficiada de sus propiedades, y no me he visto luciendo como Rodolfo el Reno hasta ahora. Esta crema maravillosa es chilena, y se vende en varias partes de Santiago, pero envían a todo Chile, es cosa que consulten en su Instagram o en su Facebook. Creo que cuesta como 7 u 8 lucas, pero de verdad que es tan buena que vale mucho la pena tenerla, a mí me encantaría reponerla cuando se me acabe porque se ha transformado en un básico para mi rutina de cuidado facial, por lo mucho que repara, protege y nutre la piel.

MONOÏ ANTI-AGE, MONOÏ TIKI TAHITI: En realidad este producto no es una "crema" así propiamente hablando, más bien es un aceite y se comporta como tal, volviéndose líquido con el calor y solidificándose por completo con el frío, por lo cual su estado cambia y de las tres es el que es más engorroso usar. Sin embargo me gusta tanto que igual les quiero hablar de el porque es muy especial y no se parece a nada que haya usando antes.


La página de la marca dice todo esto sobre las propiedades de este aceite facial:
REJUVENECE, ALISA Y ESTIMULA EL CRECIMIENTO DE NUEVAS CELULAS
El Monoï Anti-age es la maravillosa fórmula de Monoï, mezclada con una alta concentración de aceites esenciales, que crean una acción anti edad y regeneradora de tejidos, que otorga como resultado una piel más joven, con un increíble efecto cicatrizante, además, mantiene la hidratación y elasticidad de la piel, contiene vitaminas y antioxidantes que protegen de los radicales libres.
Los nuevos ingredientes y sus beneficios son los siguientes:
Pomelo: Propiedades astringentes, rejuvenece la piel.
Canela: Antioxidante, alivia las líneas de expresión.
Romero: Retrasa el envejecimiento de la piel y promueve la regeneración celular.
Lavanda: Tonifica y estimula la piel.
Limón: Ayuda a borrar las arrugas e imperfecciones.
Lemongrass: Nutre la piel, estimula la circulación.
Salvia: Antioxidante y revitalizante.
Ylang Ylang: Estimula el crecimiento de nuevas células, suaviza las arrugas.

Son hartas promesas, ¿cierto? Pero en mi experiencia debo decir que de verdad, desde que uso este producto mi piel se ha mantenido muy suave, lisa, sin brotes de acné ni espinillas o puntos negros, que fue lejos lo que más temí al momento de utilizarla por su condición aceitosa. Fue mi "crema" de cabecera todo el verano, aplicándola tanto de día como de noche porque aunque es monoï tiene la facultad de absorberse rápidamente y a los pocos minutos tu cara está de lo mas nutrida y suave, sin parecer servilleta usada de fuente de soda. Eso si, como con el calor se volvió totalmente líquido tenía que tener mucho cuidado al abrirlo y cerrarlo, ya que soy naturalmente torpe y manitos de hacha, pero todas estas complicaciones se olvidan cuando uno finalmente se lo aplica. Es que como dicen las españolas "huele a gloria", porque aunque habitualmente no soy muy adepta a los productos faciales con aroma, este aceite de monoï huele tan pero tan rico que es imposible no respirar hondo y ponerse las manos en la cara para seguir oliendo su delicioso aroma, que tratando de definir para que se hagan una idea es como herbal, floral, cítrico, con toques tropicales... (Jajaja, si seguro que les va a quedar súper claro así, soy la peor describiendo algo tan étereo como los aromas). No sé, creo que deben olerlo por ustedes mismas y ver si lo aman tanto como yo. Yo feliz compraría el perfume Monoï Anti Age para bañarme en el, esa onda. Pero yendo a los hechos concretos, de verdad la piel se siente más revitalizada y firme después de su uso constante, además de que me ayudó a suavizar unas pseudo arruguitas incipientes que me estaban saliendo, y las ha mantenido a raya hasta ahora, por lo cual le creo totalmente su promesa de ser anti edad. Durante el verano hasta marzo no usé otra cosa en mi cara y de verdad me sirvió muchísimo para reparar la sequedad y evitar que mi piel se achicharrara por el inclemente sol. Ahora ordené un poco mi rutina y la uso sólo los fines de semana, para beneficiarme de todas sus propiedades  y también, para qué voy a mentir, para que no se me acabe tan rápido, ya que no es precisamente barata, cuesta 14.990, pero como trae 120 ml., igual sale a cuenta. Yo se la compré a un colega de mi mamá en Los Lagos que es consultor de la marca, pero estoy segura que en la página de la marca (dejé el link arriba) la venden y envían a todo Chile. También hay sitios de Instagram como @mi.monoi.tahiti o @mi.monoi.chile donde pueden comprarlo si es que lo quieren, yo personalmente lo recomiendo mucho, y ojo, nadie me soborna por decirlo, es sólo mi sincera opinión sobre este fabuloso producto, que sin dudar, puede reemplazar todas sus cremas de cara, tanto de día como de noche. Sin embargo no me atrevo a recomendarlo para alguien de piel grasa y con tendencia al acné, porque quizá añadir aceite de coco no le haga bien porque es medio oclusivo, cosa que es no es precisamente adecuada para alguien con ese tipo de piel.

Para que se hagan una idea de como combino estos tres productos dentro de mi rutina facial, les mostraré el horario en que lo uso:

Lunes a Viernes:
- Daily Essential Moisturizer mezclada con tres gotitas de aceite de jojoba, todas las mañanas.
- Crema de Cera de Abejas, todas las noches, después de la rutina limpieza.
Sábado y Domingo, días feriados.
- Monoï Anti Age en la mañana y en la noche, como crema diaria y nocturna respectivamente.


En la foto a la izquierda pueden ver como el calor de la piel de mi mano rápidamente funde el aceite de monoï, de hecho era la misma cantidad que los otros pero se empezó a derretir, así que apenas pude sacar la foto antes que quedara la mansaca.  Eso si, las cantidades que me aplico son un poco más grandes que las de ahí porque soy carona y tengo enormes cachetes de cerdo que exigen cantidades considerables de producto para que se mantengan en buen estado. Otra cosa digna de destacar de estos tres productos es que todos son Cruelty Free, lo cual siempre es bueno.

¡Eso sería todo! Ojalá esta reseña haya sido lo suficientemente explicativa e interesante para ustedes y como ya saben, cualquier duda o consulta me la pueden dejar acá en los comentarios y yo les responderé lo que necesiten saber, o si tienen alguna experiencia para comentarme al respecto, o recomendación de otros productos, ¡que sé yo! No se olviden que su comentario es mi sueldo.  Un abrazo para todos mis piñones que siempre me leen, y nos vemos en la próxima reseña.
Cuídense mucho y abríguense con todos los implementos de polar y lana que tengan a la mano porque puta que está hela'o Juan! Y no olviden cuidarse su carita, porque el frío no es excusa para no verse bellas, radiantes  y saludables :-)


16 comentarios:

  1. Muy buena descrpción. Me quedo con la parte de que las arrugas estan por dentro jejeje. Me tinca la primera. Lástima que sea extranjera. He escuchado mucho de la marca dinona,aún no me tienta y sobre la última es una compra que me hiciste probar,no me arrepiento,no la uso todos los días y me resulta bien. Solo discrepo un poco en el olor que lo encuentro un poco pateador. Un abrazo desde viña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que así es, uno lleva la carita bien fabulosa y maquillada, pero todas las arrugas se llevan en el alma, quien carga las penas y sinsabores de nuestra profesión. Ay, a mi el olor me fascina, pero obvio que entiendo que no sea del agrado de todo el mundo. Deberías tentarte con Di Nonna, es muy buena la marca, en serio.
      Otro abrazo desde Temuco :D

      Eliminar
  2. Excelente Naty, yo tengo 33 años y recién estoy descubriendo el mundo de las cremas y me tinca la marca Monoi. Un abrazo desde Santiago.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa marca es súper buena, además tiene la enorme ventaja que no testean en animales, yo estoy poco a poco cambiandome a lo Cruelty Free y eso algo que siempre es deseable para mí. Esta crema/aceite es super rico, y de verdad da buenos resultados :D
      Otro abrazo cariñoso desde Temuco y muchas gracias por pasar!

      Eliminar
  3. Genial, esperaba una reseña sincera del monoï ya que me tentaba pero me dolía la panza el precio, apreta po xd. Ahora a juntar las chauchas. Gracias por la info <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, te entiendo bien, si a mi igual de primera me dolió un poco la guata gastar las 15 lucas que vale el tarrito, pero cunde un montón y los resultados son tan bacanes que de verdad siento que vale la pena la inversión. Ay de nada, me encanta que mis datos les sean de ayuda!
      Besitos!

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho tu post y tomo nota de las tres. No conocía el significado/matiz de "regalonas" y me ha encantado aprenderlo.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es una palabra muy linda de nuestro país, es como cariñosa y abrigada. Yo también disfruto mucho de las de ustedes, las queridas bloggeras españolas, ojalá puedas probar la de Monoï o la Desert Essence que sé que puedes conseguir en tu país.
      Cariños!

      Eliminar
  5. No tenía idea que la Heidi se le había declarado al Pedrito jajajaja no vi nunca esa parte! (que copuchenta yo). Me tinca la primera crema, tengo mi cara con las mismas características que las tuyas, así que veré que tal <3 un abrazo desde la capitale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja si poh, sale en alguna parte si mal no recuerdo, se hace la lesa la cachetes colorados esa xD Tengo entendido que en Santiago hay una tiendita llamada Great Good Place donde venden Desert Essence, medio carozzi sosi, pero si te ahorras el estar esperando como las w.... que llegue a tu casa :D
      Besos!

      Eliminar
  6. Por Dios que estoy en shock: ¿pero cuándo se declaró Heidi a Pedro que yo no lo recuerdo? 😮
    Por otra parte creo que ya te dije que me matas de envidia con tu crema Monoi porque no la encuentro ni viva ni muerta en webs europeas, de los EEUU o en eBay...¡y yo la quiero, dioses del Olimpo!
    Snif, besos tristes. Ciao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo haberlo leído, aunque también sospecho que lo inventé, en una de esas podría ser parte de algo que me hubiera gustado que pasara jajaja. Que raro, tengo entendido que Monoi Tiki Tahiti se vende en todo el mundo, aunque no tengo claro si la versión facial anti age la venden en iherb.com, habría que entrar a averiguar en profundidad. Me gusta mucho porque sus ingredientes son en más de un 90% naturales y demasiado beneficiosos, por eso la recomiendo con tanto entusiasmo.
      Un abrazo grande, que bacán es verte por aquí! Yo iré pronto a devolverte la visita :D

      Eliminar
    2. Que va!! En iHerb no está 😕 La marca la tenemos aquí pero no trabajan con la línea facial (quiero llorar)
      Besos lejanos(hoy esperamos 35 grados, ¿qué te parece?)
      Ciao!

      Eliminar
    3. Acá ya comenzó el invierno así que feliz te cambio los 35° por nuestros -3 que tenemos todas las mañanas. Qué mal que no tengan ese producto en iHerb, ojalá lo incluyan en su catálogo pronto 😄.
      Cariños! 😘

      Eliminar
  7. HAHAHAHA, que me reí cuando llegué al "... y tengo enormes cachetes de cerdo" 🤣🐷 Yo también uso la crema de Dinonna como crema de noche, por su untuosidad, y amo su aroma❗️ Me tinca lo de monoi sólo por lo que escribes, porque en verdad para mi cara me imagino que sería pesado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de monoi da la sensación de que es una crema pesada pero no, se se funde con tu piel y se absorbe más rápido de lo que se pensaría. Compratela no más y si no te gusta me la regalas a mi #patudez #descaro #sinverguenza jajaja 😆 Ay la de DiNonna es mi amor nocturno, me encanta como crema ídem 🌚😍
      Besotes Ximena Constanza ✨😘

      Eliminar

♥ Tu comentario es mi sueldo ♥