lunes, 22 de mayo de 2017

Esoteria: Mi contacto del tercer tipo.

Desde ya les digo, si quieren me creen, si no, es problema suyo. Yo sé que esto de verdad ocurrió y eso es lo único que importa.

Desde muy pequeña acostumbrábamos en mi familia el mirar las luces que rodeaban el volcan Llaima al atardecer. Con mi papá nos instalábamos a mirar como volaban alrededor del macizo cordillerano con extraña naturalidad, como si estuviesen acostumbradas a merodear por esos lares. Las veíamos entrar al volcán, darle la vuelta, volar hacia arriba y hacia abajo, como si prácticamente se sintieran en su propia casa. Nosotros las mirábamos, pero nunca hacíamos comentarios al respecto, como que nos dejaban disfrutarlas no más, sin grandes complicaciones. Ya más grande, cuando tenía como 11 años mi papá nos dijo que le parecía que esas luces en realidad eran naves extraterrestres que utilizaban al nevado Llaima como base intergaláctica o algo así, pero lo dijo riéndose, así que ninguno de nosotros le hicimos mucho caso, aunque se nos quedó en la mente ese dato, aunque insisto, en esos años (los noventa) era algo súper normal verlas, pero no sé como será ahora la cosa en Cherquenco... También recuerdo, otra noche, en que mis papás conversaban en voz baja para que no escucháramos, (pero igual lo hacíamos) y hablaban sobre como mi padre, camino a casa en su jeep se había visto interceptado por unas extrañas luces que lo hicieron detenerse y que de la nada desaparecieron, así, sin más explicación. Mi mamá parecía preocupada, pero cuando le pregunté más tarde me tranquilizó con las clásicas mentiras maternas de "que estaba todo bien". Años después le pregunté a mi padre al respecto y me confirmó lo que yo creía haber oído, pero no quiso hablar más al respecto. Él es un hombre de campo muy rudo, franco y escéptico de las cosas paranormales, pero sé que ese hecho lo afectó en cierta medida, quizá por eso prefiere no conversar sobre eso.
Cuando tenía 12 años sufría de fuertes periodos de insomnio y pasaba noches enteras sin dormir. Ahora entiendo que es por las hormonas del crecimiento o algo así, pero en esa época era algo realmente atormentador, por más que trataba no podía quedarme dormida y daba vueltas y vueltas en mi cama como una chochoca chilota al palo envuelta no sólo por las sábanas, sino también por mis angustiosos pensamientos de preadolescente, hoy eso no significa nada, pero en aquella época, cuando uno tiene 12 años, se siente el centro de universo.
Lo voy a contar en forma breve porque así fue.
Una de esas noches sin dormir me encontraba en la ventana de nuestro dormitorio mirando hacia afuera al volcán cuya nieve brillaba débilmente, aún en la nocturna oscuridad. En la cama de al lado dormían mis hermanitos chicos, y yo sentía envidia de ellos y su pacífico y profundo respirar. Entonces algo me hizo fijar nuevamente la vista afuera y de la nada surgió un brillo muy intenso, más que el día, más que un rayo, era como una cortina plateada de luz que inundó la habitación y de paso a mi. Luego, un parpadeo después, un instante, nada más, eran la madrugada y yo me encontraba en piyama al fondo de la parcela, parte del fundo que mi padre administraba, en piyama, descalza, completamente confundida. No entendía como había llegado ahí, y veinte años después, no lo entiendo. Entonces me limité a caminar, (muriendo de dolor porque soy super delicada de pies) y tras horas caminando, o así me pareció esa vez, llegué a mi casa, abrí la puerta de la cocina y me encaminé a mi cama. No le conté a nadie y tampoco lo he contado íntegramente a nadie, pero creo que es hora ya de liberarme de esta historia, pero en mi interior siempre supe que lo que me había pasado tenía que ver con las misteriosas luminiscencias que rondaban al volcán Llaima. Alguna vez me quiero hacer una terapia de regresión hipnótica para saber con exactitud que me pasó, porque de ahí nunca más volví a ser la misma, aunque por fuera me siguiera viendo igual. Ustedes saben que los cambios significativos siempre son los internos y esos son los que nos marcan, aunque de esta vez no recuerde nada más que esa luz líquida y plateada que me llenó por dentro por un exacto segundo, el suficiente para jamás haberlo olvidado. Como dos veces me han vuelto a visitar, pero nunca más volvieron a llevarme con ellos como esa vez. Insisto, si quieren me creen, si no, es cosa de ustedes. Solo espero no hacerme blanco del escarnio público, y recibir estúpidas burlas de gente pseudo intelectual que no cree en nada ni aunque eso las estuviera mordiendo, pero ya me atreví a contarlo, y es parte de mi historia. Tómenla como mejor les parezca.



22 comentarios:

  1. Yo no creo en los ovnis ni en extraterrestres, pero me da sustoooooo lo que cuentas, y teniendo 12 años, niña aún cómo pudiste callarlo? No te asustó? Ay yo me haría esa regresión sí o sí, me intriga, me sorprende, no pudo ser un sueño. Conociéndome no habría podido dormir sola o tranquila en años. Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, algo me bloqueó mucho en ese tiempo y me impidió contarlo, me sentía incapaz de hacerlo porque sabía que mucha gente no me creeria y se burlaría de mi. Si, estaba asustada, pero temía mucho más la reacción de la gente.
      Algún día lo haré, lo prometo.
      Muchos cariños!

      Eliminar
  2. ¿Que te visitaron dos veces más? ¿Y eso no nos lo cuentas? ¡No me dejes así!
    ¿Como fuiste capaz con 12 años de no contar nada de nada?
    Estoy llena de preguntas...
    Besitos, ciao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le dije a Caro, temía demasiado lo que la gente me dijera y además cuando era niña siempre fui muy retraída y tímida, además tenía como un bloqueo que me impedía contarlo. Quizá en una futura entrada cuente las dos experiencias que me faltaron por relatar acá.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Que maravilla como narraste tu experiencia!!!! Quedé con gusto a poco... Que pasó con las otras visitas? Que viste?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una futura entrada contaré el resto, cuando me sienta más preparada.
      Muchas gracias por comentar :D

      Eliminar
  4. Hola, siempre te leo y nunca te había comentado.Primero quería decir que en lo personal te creo tu experiencia, más allá de la razón que pueda explicarla. Quería recomendarte que buscarás a John E. Mack. Es un psiquiatra de Harvard que trabaja con casos de personas abducidas, ayudándolos a mitigar las consecuencias emocionales de estas experiencias. Tiene un libro llamado "Abduction" en donde narra muchos de estos casos y se parecen bastante a lo que cuentas tú. Tambien hay documentales y entrevistas de él, por si te interesa.
    Muchas gracias por compartir tu historia, si bien nunca me ha pasado algo que se podría calificar como paranormal, encuentro fascinante esas situaciones que cuestionan nuestra forma de entender al mundo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani, muchas gracias por comentar. Te agradezco demasiado tu recomendación del psiquiatra, ya que aunque no lo creas, nunca he leído mucho sobre el fenómeno por lo mismo que conté, estuve bloqueada tanto tiempo que me cuesta incluso hasta buscar información al respecto, desde que me comentaste que busqué más detalles de su trabajo y me parece sinceramente impresionante su objetividad y profesionalismo al referirse al tema de la abducción, y de nuevo, muchas gracias por la recomendación, me ha gustado mucho el trabajo de John Mack y lo voy a seguir leyendo.
      Un abrazo! (y perdón por responder tan tarde, es que he tenido mucho trabajo).

      Eliminar
  5. Me encantó como narraste la historia, me sentía leyendo un microcuento. Quiero saber más ;3 te creo totalmente, me fascinan este tipo de experiencias. Pero sé que es parte de tu vida y que eres quien decide lo que comparte a el público. Es muy interesante!!
    Saludos bella <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por creerme, no sabes lo mucho que significa para mi. Quizá mas adelante cuente la experiencia completa, cuando me sienta más preparada :D
      Un abrazo y muchos cariños!

      Eliminar
  6. Yo te creo hasta lo que rezas❗️qué miedoooooo, pero cuando volviste estaba oscuro todavía❓Onda, para que tus papás no hayan cachado que no estabas. Lo que sentiste es indescriptible❓ Cuando chica en la casa de playa las estrellas se veían muy nítidas, y hasta adulta, odiaba ir al patio sola de noche, porque estaba segura que me abducirían. Si te haces la regresión y es compartible, quiero daber❗️ Por ahora, gracias por haber compartido esta historia y especialmente, por haber actualizado la sección de Esoteria❗️ Un besote❗️ @camaritadexime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xime! De hecho pensé en ti al momento de escribirla porque tú me la habías pedido hace un tiempo, así que esta entrada está dedicada a tu ilustre persona. No, no estaba oscuro, ya había amanecido, eso fue lejos lo más chocante, además mi sentimientos, y todavía, 20 años después, son muy confusos e inefables al respecto. Entiendo ese temor cósmico, yo misma lo tuve por mucho tiempo después. Tengo planeando hacerme esa regresión para saber bien lo que me pasó, y quizá me haría bien contarlo, no?
      Muchos cariños Xime, un abrazo!

      Eliminar
  7. Hola Querida!!! hace rato que quería comentar pero he estado a mil :s Como ya sabes me apasionan estos temas y me da muchísima curiosidad! PORFAVOR cuéntanos sobre las otras dos veces o quizás mas detalles, es tan interesante todo esto y no te preocupes que el quiere cree y el que no chau nomas jajaja
    Besos bella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tanto que me creas Cher querida, te prometo que cuando me sienta más preparada contaré todo al respecto.
      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Wow, tremenda historia y nos dejaste en ascuas con lo de los cambios y las otras visitas.
    La verdad es que te creo porque me parece super egocéntrico pensar que sólo hay vida en este planeta y porque una vez en el sur también vimos luces extrañas y sentí ese miedo de ser abducida (tenía 13 años y hasta ir al baño era una odisea), así es que me quedé super metida con las otras cosas...deberías hacer una segunda parte plis.
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el Sur siempre pasan cosas raras, de hecho en el volcán Llaima siempre se veían objetos desconocidos circundándolo, sobre todo en la noche. A mi igual, me parece tremendamente ridículo pendar que somos los únicos en el universo y si asi fuera (que yo sé que no es así) sería horriblemente triste y descorazonador.
      Muchos cariños!

      Eliminar
  9. Oye quede heladaaa! Yo sí creo en estas cosas porque a mi mamá igual le pasó algo similar pero le da cuco hacer el tema de la hipnosis, yo no sé si lo haría porque no sé, me paso el rollo que la persona se puede aprovechar y como soy santa paranoica me da de los cucos. Creo que te conté la experiencia de unos vecinos con sus plantas y una nave que se posó encima de su casa, como que quedaron cambiados para siempre porque es una situación que te cambia como lo dices. Si a mi me pasara me cagoooo! soy lo MAS miedosa que hay D: pucha, no sirvo para ser intergaláctica :( jaja
    Besitos Nata :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pero si puedes ser una gema intergaláctica! A mi ahora que lo cuento no me da miedo y creo que en el momento tampoco lo tuve, quizá porque como estaba tan bloqueada que no tuve tiempo de sentir nada. A mi igual me da cosita hacerme la hipnosis y al mismo tiempo me dan ganas de hacérmela, porque quiero saber que cosa me sucedió. Un abrazo Pakuz!

      Eliminar
  10. Pues yo te creo, para mi lo ilógico es pensar que estamos solos en el universo, creo que existen seres con una tecnología más avanzada (odio cuando la gente escéptica da el argumento de "No nos han visitado porque es imposible viajar más rápido que la velocidad de la luz, necesitarían demasiado tiempo para llegar, blablabla..!"). A ver, con nuestra tecnología esto es así pero y quien nos asegura de que alguna galaxias lejana no estén súper avanzadísimos? O cómo sabemos que esos seres necesitan respirar oxígeno, o que tengan las mismas necesidades y características que los humanos?
    Mis padres también tuvieron una experiencia muy rara y me lo contó mi madre hace tiempo, así que no dudo de ella. Ellos siempre han creído en estas cosas y aunque mis hermanos son más escépticos, yo les creo.. Sobre todo porque a mi me pasó algo raro a lo que he estado intentando darle explicación y nunca supe que pasó: Era pequeña y no podía dormir, y recuerdo que tenía un póster en la puerta de mi cuarto que había comprado yo toda orgullosa con mi dinero, porque era muy gracioso y tal.. Bueno, pues estaba todo en silencio pero de repente oí como si alguien lo estuviera tocando, el ruido ese de papel de póster al ser tocado, pero con movimientos rápidos.. Además se oyó tan claro y justo ahí que me asusté muchísimo, fui a ver si es que había algún bicho entre el póster y la pared y nada.. Miré por todos lados, no había bichos, estaba toda mi familia durmiendo cada uno en su habitación.. No sé qué fue, y ahora mismo no recuerdo en que año pasó pero creo que fue al poco de la muerte de mi padre (no estoy segura, hace mucho de todo eso). Solo sé que tiré el póster del miedo que me dio!
    Así que en definitiva, creo en estos temas y creo en lo que cuentas, pero me he quedado con curiosidad por saber que pasó en las dos siguientes veces!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Great post!

    You have a nice blog!

    Would you like to follow each other? Let me know on my blog with a comment! ;oD

    Have a great day!

    xoxo Jacqueline
    www.hokis1981.com

    ResponderEliminar
  12. No se como llegue a esta entrada es la primera vez que leo esto. Y lo me sorprendi bastante. Porque me paso algo parecido solo que yo no entendi nunca que paso y mi mama penso que tuve un episodio de epilepsia o algo y me llevo a hacerme mil analisis. Yo me encontraba en mi cuarto tambien y tambien vi una luz era tan cegadora parecia como ver una estrella de cerca y empezaba a crecer hasta que el brillo cubrio toda la habitacion. Yo entre em panico y por fortuna alcanze a gritar mamaa... creo que ella escucho esa unica vez que pude gritar apenas. Y poco despues de gritar no recuerdo mas porque me habia desmayado. Estoy muy impactada con tu historia y al fin alguien que me entiende. Gracias por compartir tu experiencia.

    ResponderEliminar
  13. Estoy súper impresionada con tu historia, y te creo 1000 porciento. Debería si o si hacerte una regresión para entender bien lo que pasó esa noche/madrugda. Seguiré tu historia, soy una seguidora y apasionada del fenómeno extraterrestre.
    un abrazo!
    pd: desde ahora te sigo, no sé ni cómo llegué acá 😋

    ResponderEliminar

♥ Tu comentario es mi sueldo ♥